Con Esfuerzo llega la recompensa

Escrito por yvan 24-07-2011 en General. Comentarios (0)

 

Nuestra teoría de basa en pretender mirar las cosas con un prisma algo distinto al que la sociedad o los propios hechos que nos acontecen nos marcan. Si todo va mal a nuestro alrededor, pues nos dejamos llevar y nosotros lo hacemos peor; que la cosa marcha bien… pues no subimos al carro y para adelante; es decir, nos movemos a veces como veletas dependiendo de la dirección del viento.

 

A mi modo de verlo, eso es un error, pienso que nunca deberíamos dejarnos llevar,  si miramos a través del cristal del vaso lleno, nuestra percepción de los hechos cambiará y el empuje que pretenda marcarnos la vida, será frenado y envuelto en todo momento por nuestros propios pensamientos, que serán positivos y dirigidos en una u otra dirección; que no será la misma, en ciertas ocasiones, que la que es marcada por el propio tránsito de los acontecimientos diarios que surgen en nuestras cercanías.

 

Bien, eso es la teoría, pero para que esto se ponga en marcha hacen falta muchos motores, ilusión, ganas, trabajo, esfuerzo… Me quedaré con esta última palabra, la primera acepción que se nos viene a la cabeza es el propio esfuerzo físico para la consecución de algún fin; pero yo voy más allá, un esfuerzo mental que debemos mantener con mucha actitud y con respeto, dice la RAE en su segunda acepción que es el empleo enérgico del vigor o actividad del ánimo para conseguir algo venciendo dificultades. Justo es eso lo que debemos pensar y hacer para que el viento del que hablábamos antes, no nos guíe en la dirección equivocada, y contad con que los huracanes y vendavales llegarán, si somos previsores y hemos conseguido reafirmar el pensamiento positivo con tesón, ilusión, brío, etc. estaremos preparados para aguantar lo que nos venga dado.

 

Y no es fácil recibir los reveses que te puedes encontrar en determinados momentos, incluso con los arrestos y energía no sea suficiente; pero teniendo en cuenta que no todo es tan malo y que la fatalidad es algo que debemos obviar; podremos ir allanando el camino de las dificultades.

 

Aunque realizando grandes esfuerzos no podamos conseguir en primeras instancias lo que queremos, nunca caerán en saco roto, ya que para cualquier cuestión que nos pueda aparecer, más tarde o temprano nos servirán… es algo que tendremos en nuestra propia persona y que nos marcará nuestra forma de pensar y hará que nos movamos con la cabeza alta, erguidos y pisando fuerte en cualquier momento y situación. De alguna u otra manera la recompensa llega ya sea por el propio resultado o incluso por la manera de intentarlo.