Teoría del Vaso Lleno

General

La suerte; nos encuentra o la buscamos

Escrito por yvan 13-11-2011 en General. Comentarios (0)

 

Hace tiempo que dejé de creer en la suerte; la lotería, encontrarse una moneda, acertar un número que piensa un amigo… por supuesto que existe, pero analicemos ciertas premisas antes de decir si el azar es algo que te encuentras al pasar por una esquina en la calle o te llega porque realmente has trabajado para ello.

 

Nos enfrentamos a la mala y a la buena suerte… si las cosas nos van mal es porque tenemos mala fortuna, si las cosas nos van bien es porque tenemos buena suerte. Sin duda, todo ocurre por las decisiones tomadas, todo pasa porque tu forma de pensar te irá guiando a la buena o mala fortuna. Aunque parezca una obviedad, se tiene buena suerte en el trabajo si perseguimos con ahínco mejorar, aprender, y estar donde queremos, donde nos proponemos; se tiene buena suerte con la pareja si buscas a la persona idónea para ti y te hace ser feliz y no te hace sentir inferior, te comprende, te mira, etc.; se tiene buena suerte en la vida, si luchas por tenerla.

 

Cuando se habla de este tema se suele acudir al tópico de las enfermedades; o de las personas que han nacido en el tercer mundo, etc. Yo hablo del día a día, de lo que nos encontramos a diario en nuestro camino, por supuesto, que contra hechos fehacientes, y obviedades no se puede luchar.

 

Si estamos a disgusto con lo que se nos presenta en la vida, intentemos cambiar de rumbo, cuando digamos ¡Qué mala suerte tengo! en vez de quejarnos, pienso que debemos luchar por darle un giro a lo que hacemos, Cambiando hábitos, costumbres, saliendo de lo cotidiano, buscando motivaciones, intentando mejorar, tener ilusión por lo que nos gusta, etc.

 

La distancia entre la buena y la mala suerte, es una línea muy delgada; que la moneda caiga hacia el lado positivo o el lado negativo dependerá de cómo afrontes tu vida, de lo que decidiste en según que momento; tus amigos, tus estudios, tu trabajo, tu entorno. Tu manera de afrontar lo que te encuentras en el presente irá escribiendo tu futuro. Que la elección que vas haciendo sea la correcta o no, dependerá de cómo tu sientas la vida, que tomes una decisión buena, es posible que no sea tan buena para otra persona; por lo que, si tú en este momento eres feliz, será porque tu suerte es buena y porque tus decisiones tomadas fueron las mejores para ti.

El ingrediente perfecto: La ilusión

Escrito por yvan 09-11-2011 en General. Comentarios (2)

 

 

 

¿Qué es para mí la ilusión? Es algo necesario para que los pasos que vayamos dando nos den la fuerza necesaria para continuar firmes y decididos hacia las metas que queremos conseguir. Digamos que la vida es un plato que estamos cocinando y que para que salga bueno y rico debemos añadirle ingredientes necesarios para que nos de un buen sabor; si en esta receta no tiene cabida la ilusión, el plato será nefasto y el principal comensal, que en este caso eres tú, no quedará satisfecho ni disfrutará.

 

Con esto quiero decir que en todos los movimientos que hacemos, en todos los procesos o tareas que nos planteamos, debemos echarle una pizca de ilusión, no digo mucha, aunque sería lo mejor; pero si no estamos demasiado acostumbrados a poner este tipo de salsa en la vida, con un poco al principio es suficiente; ya habrá tiempo de ir añadiendo más.

 

Es muy probable que lleguemos a pensar que la ilusión se pierde con el tiempo, y que cuando has logrado una meta, ésta se mantiene hasta la consecución de la misma, pero una vez llegado al final, el afán de conseguir lo que ya has alcanzado se reduce.

 

En este caso la ilusión debe ir ligada a la pasión; sin ellas las motivaciones y las ganas no serán las mismas, los esfuerzos serán baldíos y la desmotivación flotará en el ambiente, que se convertirá enrarecido y angustioso.

 

Cuando hablamos de todo esto se puede pensar que es algo soñado, algo utópico, algo irreal, no estoy nada de acuerdo con ello, gracias a esa motivación que debemos encontrar a la hora de caminar, los recorridos se harán de manera más confortable y los frutos se irán recogiendo a medida que vayamos logrando objetivos, pero, por favor, que la no consecución de éstos, no sea óbice para mantener en nuestra vida el ingrediente necesario para comernos una gran comida, y por muy pequeña o minúscula que sea o parezca una tarea; debemos siempre añadir la ilusión; el éxito consiste en eso.

El que no tira el penalti.... no falla

Escrito por yvan 30-10-2011 en General. Comentarios (0)

 

 

Digamos que hay dos clases de personas; por un lado están las que afrontan las responsabilidades, las que dan la cara, la que aceptan los retos y por otro, las personas que se quedan al margen, no alzan la voz y que se conforman con lo que han logrado hasta ese momento. Ni mucho menos, es más negativo o positivo pertenecer a una parte o a otra. Cada persona tiene su personalidad, sus retos, sus riesgos, sus pensamientos; lo que trato desde estos capítulos escritos es que cada cual dentro de sus propias inquietudes o personalidad, tenga una mejor perspectiva de lo que creo que es afrontar nuestra vida desde un punto más positivo y más ameno. Y por supuesto, no es lo más eficaz, ni lo mejor, ni lo único, ni tan siquiera es fácil entenderlo en algunas ocasiones, pero es mi punto de vista y quiero darlo a conocer.

 

El título de hoy es referido a quienes se arriesgan a realizar cualquier tarea que a priori parece difícil o que realmente lo es… dentro de este grupo de personas están los que se arriesgan sin pensar y los que se arriesgan, pero analizando, pensando y calculando los posibles resultados que tal riesgo puede producir. Decía un amigo mío que “la ignorancia es muy atrevida” y que razón tenía. Si tienes un proyecto para hacer, no analizas qué puede pasar y lanzas el penalti es probable que lo metas, pero si analizas las ventajas y desventajas, el entorno, estudias las posibilidades, etc. es posible que también aciertes.

 

Con esto quiero decir que dentro de las ganas que tengas de tirar un penalti; si estás convencido de que vas a meter un gol, por favor, lánzalo, si fallas, no será nada negativo, no te arrepientas de hacerlo; estabas convencido y es lo que vale. Si lanzas y no lo metes intenta cambiar tu forma de emprender otro proyecto de otra manera, aprenderemos del pasado e intentaremos cambiar las situaciones que nos llevaron a errar. Por eso debemos aprender de lo que vamos dejando atrás para que lo que nos viene en un futuro sea más llevadero y confortable. La clave está en levantarse cada vez que nos caigamos. Por más que fallemos un penalti nunca debemos dejar de tener las ganas de volverlo a tirar. La actitud es la que nos mueve y la que debe motivarnos para coger el balón y ponerlo en el césped con el pensamiento claro que vamos a marcar.

 

Si piensas que vas a fallar, no te molestes en coger el balón. Los que no lanzan o no quieren el balón seguirán conformándose con hacer un buen partido, pero no serán los que marquen el gol.

 

 

 

 

Seamos cada vez mejores

Escrito por yvan 16-10-2011 en General. Comentarios (0)

 

La moda, la música, el cine, la ciencia… la vida evoluciona, el paso del tiempo hace que cada vez todo sea o intente ser mejor, aunque habría que debatir y escribir mucho sobre si cualquier tiempo pasado fue mejor; pero a lo que vamos, en este blog nos ocupamos de las personas, de nosotros mismos, y tendríamos que preguntarnos si somos capaces de evolucionar, si queremos hacerlo, si vamos al ritmo que nos marcan, si nos quedamos por detrás, etc.. La evolución, ¿es ser mejor? Creo que ese concepto en la persona no crea debates, la respuesta es afirmativa.

 

¿Cómo podemos conseguir evolucionar o ser mejores a lo largo de la vida? Seguramente la fórmula mágica no sea la misma para cada persona. Sobre todo en los inicios cada uno de nosotros deberíamos seguir los pasos de quién lo hace bien, intentar aprender mucho de la gente, de nuestro entorno, de personajes externos, de lo que te rodea, o como digo yo, también es bueno aprender de lo malo, pero no para copiarlo, sino para saber lo que está mal y no hacer. Una vez encauzado el camino del aprendizaje tenemos que ser nosotros los que tengamos que tomar las decisiones y descubrir las vías que nos lleven a encontrar los destinos necesarios para que en todos los aspectos de nuestra persona podamos mejorar, y encontrarnos cada vez mejor con nosotros mismos, y ya no hablo de aspecto físico, por supuesto, sino mental; que es el que nos marca el paso para tener una vida más confortable o más dura, el vaso se va llenando conforme nuestros “espejos” y nosotros optamos por tomar el mejor camino para poder sonreir y disfrutar más de lo bueno, y tomarnos los acontecimientos negativos de una manera menos traumática de lo normal o habitual; entre otras cosas.

 

Muchas veces lo repito, pero esto no es cuestión de un día o de un mes o de un año, es cuestión de experiencias, de hechos, de palabras, de motivos, de aptitudes, de actitudes, de ganas, de saber, de conocer, pero sobre todo, de querer.

 

¿Qué mejor motivación que luchar para estar cada vez mejor contigo mismo? No hay más, ni óptima respuesta. Tú eres la principal causa para que no se acabe nunca este intento, es una carrera que no termina nunca, desde que nacemos hasta que dejamos de existir siempre tenemos que evolucionar.

 

Para mirar hacia adelante no debemos olvidar, y si recordar, lo que dejamos en el pasado.

 

Lo Inesperado.... se espera !!

Escrito por yvan 18-09-2011 en General. Comentarios (0)

 

Cuando vamos caminando a lo largo de una vida, nos encontramos con multitud de situaciones que no nos sorprenden porque las esperamos; porque nos preparamos para recibirlas y porque no nos alteran nuestra conducta o nuestra forma de actuar; pero démosle un giro de 180 º a tales situaciones y comprendamos qué ocurre cuando nos encontramos con momentos inesperados que hacen que nuestra tranquilidad se tambalee.

 

Pienso que lo mejor de todo es afrontarlo; estamos de acuerdo, en que te cambia la perspectiva, te hace recular, te trastoca los planes o te hace pensar; pero nosotros mismos podemos y debemos admitir lo que está ocurriendo. Por supuesto, que no es lo mismo lo inesperado positivo bonito o alegre que algo inesperado negativo, feo o triste; la manera de acometer cada caso es totalmente distinta.

 

Lo positivo es fácil de abordar; es algo que te hace sentir bien y por esto lo recibes de manera afectuosa y cordial; ahora bien, lo negativo es algo más cambiante, más rechazable, hace que la seguridad que previamente teníamos se vaya diluyendo por motivos obvios. ¿Y qué debemos hacer para afrontar de manera “positiva” esta parte de lo inesperado? Creo que debemos recibirlo como tal; es decir, si te sorprende, si llega… pensar que está ahí, que no puedes eludirlo en ese mismo instante, debemos controlar los sentimientos y buscar la tranquilidad y sobre todo el equilibrio, recobrar la confianza que teníamos antes de ello y encontrar el lado del “dado” que nos haga ver algo positivo de la situación.

 

Sabemos que este blog se basa en el positivismo y en la manera de intentar sobrellevar momentos difíciles en la vida a la vez que disfrutas de ella; no dejes que esas circunstancias inesperadas te la cambien y te hagan pensar lo contrario. Continúa con las ganas que le pones a todo, y por supuesto aprendamos de todo, tanto de lo bueno, como de lo malo, nos hará más fuertes y mucho mejores.

 

Recuerda… La vida no es una camino de rosas, pero tu cabeza puede hacer que las espinas apenas te pinchen ¡!